¿Qué es la anovulación y un ciclo anovulatorio?

Dr Sarah Johnson

Versión en inglés revisada por Dr Sarah Johnson en Abr 01, 2020

Solo puedes quedarte embarazada durante unos cuantos días de cada ciclo menstrual. A estos días se les conoce como “período fértil” y son los que anteceden al de la ovulación, inclusive, que es cuando se desprende un óvulo del ovario.  Sin embargo, puede haber algunos ciclos en los que no se desprenda ningún óvulo. A este fenómeno se le conoce como “anovulación”, y suele afectar a las niñas y adolescentes que están empezando a menstruar o a las mujeres que se acercan a la menopausia. También es posible que las mujeres sanas tengan de vez en cuando un ciclo en el que no ovulen. 

Entonces, ¿qué es la anovulación y cuál es el motivo de que no se desprenda un óvulo? ¿Qué síntomas tienes cuando no ovulas? ¿Y qué puedes hacer al respecto? Si te has hecho estas preguntas, sigue leyendo para aprenderlo todo sobre la anovulación. 

1.
¿Qué es la ovulación?

La ovulación se produce cuando se desprende un óvulo de uno de tus ovarios. Tus días más fértiles son los que preceden a la ovulación y el día en que esta se produce. Este período dura alrededor de 6 días, y lo más probable es que concibas durante este tiempo si tienes relaciones sexuales sin protección.

2.
¿Qué es la anovulación?

La anovulación es cuando un óvulo no se desprende de un ovario durante un ciclo menstrual.  No es raro que esto suceda de vez en cuando, y puedes tener un ciclo anovulatorio un mes y ovular con normalidad el siguiente. 

Es posible que tengas un ciclo anovulatorio sin saberlo, ya que es posible que después sigas menstruando como de normal. Quizá no sepas que no estás ovulando a menos que tus periodos se detengan, o puede que te des cuenta de ello si usas un test de ovulación y no observas el aumento de la LH. Los periodos irregulares también pueden ser una señal de que podrías no estar ovulando. 

La anovulación puede ser crónica, lo que significa que una mujer no ovula en muchos de sus ciclos. 

3.
¿Por qué no he ovulado?

La anovulación es habitual durante ciertas etapas de la vida reproductiva de una mujer: 

  • En niñas que han empezado a menstruar desde hace poco. En el transcurso de un año desde el primer periodo, no es raro que las niñas tengan ciclos anovulatorios. 
  • En mujeres cerca de la menopausia. Las mujeres de entre 40 y 50 años tienen más probabilidades de experimentar un cambio en las hormonas, lo que puede provocar que la anovulación se produzca con mayor regularidad.1

Es posible que tengas ciclos anovulatorios durante tu vida fértil por muchos motivos.  A continuación se presentan algunas de las posibles causas.  Si te preocupa tener ciclos anovulatorios, deberías consultar a tu médico.

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP). Se trata de un trastorno en el que un desequilibrio hormonal hace que se formen en los ovarios quistes pequeños o folículos subdesarrollados que contienen óvulos. También puede ocasionar periodos irregulares, exceso de vello corporal, piel grasa, aumento de peso, depresión e infertilidad. Algunas mujeres pueden padecer el SOP sin sufrir estos síntomas y podrían no saber que tienen este trastorno hasta que intentan quedarse embarazadas. Si te preocupa que pudieras tener el SOP o sospechas que lo padeces, habla con tu médico. Si te han diagnosticado SOP, los tests de ovulación o los monitores de fertilidad pueden darte resultados incorrectos, por lo que es aconsejable no usarlos. Las mujeres con SOP pueden tener altos niveles de LH a lo largo de su ciclo, lo que puede provocarles un aumento de la LH (máxima fertilidad) incluso si no es el caso.     
  • Peso insuficiente o sobrepeso. Estar por debajo de tu peso o tener sobrepeso también puede evitar que ovules. Alcanzar un peso saludable puede favorecer tu fertilidad y reducir el riesgo de trastornos de la ovulación.
  • Exceso de ejercicio. Hacer demasiado ejercicio durante un período prolongado como, por ejemplo, correr largas distancias, también puede hacer que tu ovulación se detenga. Reducir la intensidad y el volumen del ejercicio puede ayudar a que las cosas vuelvan a la normalidad. 
  • Estrés y ansiedad. Es aconsejable que hables con tu médico si crees que tus niveles de estrés te impiden ovular.
  • Medicamentos.  Algunos medicamentos pueden afectar a la ovulación, incluida la anticoncepción.  Revisa siempre todos los medicamentos que estés tomando.

4.
¿Cuáles son los síntomas de la anovulación?

Muchas mujeres pueden tener un ciclo anovulatorio sin ni tan siquiera darse cuenta. La anovulación por sí sola no presenta ningún síntoma.  Puede ser más fácil buscar signos de que estás ovulando.

5.
¿Cuáles son los signos de que estás ovulando?

Si ves los signos de ovulación habituales, es probable que estés ovulando. Entre ellos se incluyen los siguientes:

  • Un aumento de la hormona LH. Un test de ovulación detecta si hay un aumento de la hormona luteinizante (LH). Se produce 12-24 horas antes de ovular. Sin embargo, en el caso de que padezcas el SOP, podrías obtener resultados engañosos si usas un test de ovulación debido a los elevados niveles de LH durante todo el ciclo. Esta es la razón por la cual no se recomienda usar tests de ovulación si se te ha diagnosticado el SOP.  
  • Periodos regulares. Si estás ovulando, es probable que tengas un ciclo menstrual relativamente predecible que se produzca alrededor de cada 24-32 días. La ausencia de periodos [enlace al artículo sobre la ausencia del periodo], o los ciclos muy largos (de más de 40 días) o muy cortos (de menos de 20 días), pueden ser una señal de que podrías no estar ovulando.   Sin embargo, la anovulación se puede producir incluso si tus periodos son de duración normal y regulares.
  • Cambio en la temperatura corporal basal. La temperatura corporal en reposo aumenta ligeramente después de la ovulación.   Sin embargo, existen muchos otros factores que pueden provocar un aumento en la temperatura corporal, por lo que esta no es una medición muy precisa.
  • Cambios en las secreciones vaginales. Justo antes de ovular, es posible que notes unas secreciones vaginales más transparentes, húmedas y elásticas. Después de ovular, es posible que observes que la mucosidad del cuello uterino se vuelve más espesa, más turbia y menos notoria.  Controlar la mucosidad del cuello uterino es difícil y requiere la orientación de un experto, por lo que confirmar la ovulación siguiendo este método puede resultar difícil. También es importante tener en cuenta que los cambios en el flujo vaginal pueden ser un signo de infección, por lo que si este es anómalo, debes consultar a tu médico.

6.
¿Con qué frecuencia se produce la anovulación?

La anovulación es bastante común y afecta a 1 de cada 10 mujeres2. Aunque las mujeres sanas pueden tener un ciclo anovulatorio, las posibilidades de que esto suceda también dependerán de la edad y la masa corporal. 

7.
¿Qué tratamiento hay para la anovulación?

Un ciclo anovulatorio ocasional es bastante común y no es nada que deba preocuparte.  Sin embargo, si crees que la anovulación te afecta con mayor regularidad, deberías comentárselo a tu médico. A veces, la anovulación crónica se puede resolver efectuando cambios en el estilo de vida como, por ejemplo, perdiendo o ganando peso, o haciendo ejercicio con menos intensidad.

8.
¿Puedo quedarme embarazada con anovulación?

Los trastornos de la ovulación, como la anovulación crónica o la ovulación poco frecuente, afectan a 1 de cada 4 parejas que padecen infertilidad1. Solo puedes quedarte embarazada si se desprende un óvulo, por lo que no podrás concebir durante un ciclo anovulatorio.

  1. Broekmans, FJ; et al. BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology 113.10 (2006): 1210-17
  2. Hambridge, HL; et al. Human Reproduction. (2013) 28: 1687-1694.
  3. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/female-infertility/symptoms-causes/syc-20354308 Fecha de actualización: 27 de julio de 2019