La infertilidad afecta a una proporción considerable de la población: alrededor del 16 % de las parejas no pueden concebir tras un año de relaciones sexuales sin protección.1 En este artículo analizamos una serie de aspectos que pueden producir problemas de fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

  • Aproximadamente un tercio de los casos de infertilidad están relacionados con la mujer, un 20 % con el hombre y casi la mitad implica a ambas partes o es por una causa desconocida.2
  • En el caso de las mujeres, la infertilidad suele asociarse a trastornos hormonales o problemas en las trompas de Falopio o el útero.
  • Si una mujer no ovula, la identificación temprana de este trastorno puede permitirle llevar a cabo las acciones clínicas adecuadas.
  • En el caso de los hombres, la infertilidad suele asociarse a una baja cantidad espermática y a disfunción eréctil.
  • Algunos aspectos del estilo de vida como el peso, el tabaquismo y el consumo de alcohol pueden reducir la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.
  • Si lleva más de un año intentando quedarse embarazada sin éxito y tiene menos de 35 años, debería hablar con un médico para recibir un mayor asesoramiento. Si tiene más de 35 años, debe solicitar ayuda si lleva más de 6 meses intentándolo y, si tiene más de 40, debe hacerlo de inmediato.

¿Qué provoca los problemas de fertilidad?

Comprenda las razones y analice cuáles son sus opciones

Si desea obtener más información sobre los factores que pueden causar problemas de fertilidad en la mujer, el hombre y la pareja en conjunto, le ofrecemos a continuación algunas de las afecciones o causas más habituales de la infertilidad. Esta lista no es exhaustiva y puede que deba consultar a su médico para obtener una mayor asistencia en relación con su caso concreto.


¿Qué factores pueden afectar a la fertilidad de la mujer?

Hay dos áreas comunes en las que pueden surgir complicaciones y dificultades para quedarse embarazada: problemas hormonales y problemas en las trompas de Falopio y el útero.

1. Problemas hormonales

Anovulación

La ovulación la determinan las hormonas de la fertilidad. Por tanto, si por cualquier razón se alteran los niveles hormonales, la ovulación puede verse afectada. La anovulación se produce cuando el ovario de una mujer no logra producir, madurar o liberar un óvulo.

La mayoría de las mujeres experimentarán ciclos menstruales anovulatorios en algún momento durante su ciclo reproductivo. Esto ocurre con mayor frecuencia en mujeres que acaban de empezar sus periodos o en mujeres de edad avanzada que se aproximan a la menopausia; no obstante, los ciclos anovulatorios también pueden darse en mujeres sanas y con menstruaciones regulares.

Algunas mujeres sufren anovulación crónica, lo que puede ser un indicativo de un trastorno hormonal subyacente, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), que puede dificultar la concepción natural.3

Una señal que indica la presencia de posibles problemas de ovulación es tener periodos muy irregulares o no tenerlos.

La alteración hormonal que afecta a la ovulación puede deberse a numerosos factores. Entre ellos se incluyen los cambios drásticos de peso, el estrés, el ejercicio intenso y las enfermedades.

Si una mujer sana y con menstruaciones regulares está utilizando pruebas de ovulación, o bien el monitor de fertilidad Clearblue Advanced, y detecta un ciclo anovulatorio ocasional, puede tener la tranquilidad de que es normal y que no afectará a su fertilidad. Sin embargo, si no se logra detectar el aumento de la LH con las pruebas de ovulación ("máxima fertilidad" en la prueba de ovulación Clearblue Digital avanzada) durante tres ciclos consecutivos, sería conveniente consultar a un médico.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El término "ovarios poliquísticos" se refiere a los ovarios que contienen numerosos quistes pequeños o folículos que contienen óvulos que no se han desarrollado de manera adecuada, normalmente debido a un desequilibrio hormonal. Entre los síntomas pueden encontrarse periodos irregulares o inexistentes, el aumento de peso, el crecimiento excesivo de vello y problemas al intentar concebir. Se estima que aproximadamente una de cada cinco mujeres del Reino Unido tiene ovarios poliquísticos.4

Fase luteínica corta

Si el número de días transcurrido entre la ovulación y el inicio del siguiente periodo es muy reducido (menos de diez), es posible que, aunque pueda quedarse embarazada, el óvulo fecundado se expulse antes de anidarse en el útero. La duración de esta fase la puede detectar si utiliza una prueba de ovulación o un monitor de fertilidad. Para conocer la duración de su fase luteínica, cuente el número de días entre el segundo día de máxima fertilidad y el día de inicio de su periodo. Si cree que es muy corta, hable con su médico, ya que este trastorno puede tratarse.

Mis ciclos son muy cortos, ¿no consigo quedarme embarazada por ello?

Profesor Michael Thomas

El intervalo normal entre ciclos suele ser de 23 a 35 días. Los ciclos por encima o por debajo de este intervalo pueden asociarse a problemas de fertilidad. A lo largo de la vida reproductiva de una mujer, la duración habitual del ciclo se incluye dentro de este espacio de tiempo. Si sus ciclos son generalmente inferiores a 23 días, debe consultar a su médico. El uso de una prueba de ovulación o de un monitor de fertilidad de uso doméstico le ayudará a predecir el momento de la ovulación.

Menopausia precoz

Al entrar en la menopausia, ya no es posible quedarse embarazada. Además, en la antesala de la menopausia (conocida como "perimenopausia"), puede ser muy difícil quedarse embarazada. Si su madre tuvo menopausia precoz, tendrá muchas más probabilidades de tenerla también. Trate de averiguar a qué edad tuvo su madre la menopausia. Si fue precoz, sería conveniente que hablase con un médico sobre sus futuros planes de embarazo.

2. Problemas en las trompas de Falopio y el útero

Las trompas de Falopio transportan el óvulo desde el ovario hasta el útero. Si las trompas de Falopio están bloqueadas, el esperma no puede alcanzar el óvulo. También puede ocurrir que un crecimiento en el interior del útero impida el anidamiento de un óvulo fecundado.

Infección por clamidia no tratada

La causa más común de la obstrucción de las trompas de Falopio es una infección por clamidia que no ha recibido tratamiento. La clamidia es una infección común que se transmite fácilmente al tener relaciones sexuales sin protección. Algunas mujeres pueden ignorar por completo que hayan padecido alguna vez una infección por clamidia debido a la ausencia de síntomas. Si existe la posibilidad de que haya contraído la clamidia, acuda a su médico para hacerse una prueba.

Miomas

Se trata de crecimientos anómalos del tejido muscular uterino que pueden obstruir las trompas de Falopio o impedir el anidamiento de un óvulo fecundado. Visite a su médico para recibir un mayor asesoramiento.

Endometriosis

Afección provocada por el crecimiento del tejido endometrial fuera del útero. Puede obstruir las trompas de Falopio e impedir la fecundación. La endometriosis puede provocar periodos abundantes o muy dolorosos. Puede tratarse con medicamentos o extirpando el tejido sobrante. Su médico podrá informarle con más detalle.

Padezco endometriosis y me preocupa no poder quedarme embarazada, ¿es cierto que puede ocurrir?

Profesor Bill Ledger, especialista en fertilidad

Muchas mujeres con endometriosis leve pueden quedarse embarazadas con normalidad, aunque las probabilidades de padecer problemas de fertilidad son mayores. La endometriosis grave puede dañar las trompas de Falopio y los ovarios, y las adherencias características de la endometriosis también pueden bloquear las trompas de Falopio. Su ginecólogo puede aconsejarle sobre cómo proceder en este caso. No intente quedarse embarazada durante varios meses sin recibir asesoramiento si padece endometriosis.


¿Cuáles son las causas habituales de problemas de fertilidad en los hombres?

Hay tres principales problemas que pueden afectar a la fertilidad de un hombre: baja cantidad o calidad espermática, disfunción eréctil y otras causas menos frecuentes.

 

Baja cantidad o calidad espermática

Si la eyaculación del hombre no contiene la cantidad habitual de espermatozoides, las probabilidades de que un espermatozoide fecunde el óvulo son bajas. Si la calidad del esperma es baja, es posible que los espermatozoides no alcancen el óvulo y penetren en la membrana para fecundarlo.

La producción de esperma puede disminuir si la temperatura de los testículos no es baja. Su pareja puede asegurarse de que la temperatura de sus testículos no suba demasiado llevando ropa interior holgada. La cantidad y la calidad del esperma se pueden medir mediante una prueba sencilla que puede solicitar a su médico.

Disfunción eréctil

Si el hombre tiene dificultades para conseguir o mantener una erección, por razones físicas o psicológicas, le resultará difícil tener relaciones sexuales. Le pueden ayudar con el problema. Visite a su médico para obtener más información.

Otras causas

Otras causas mucho menos frecuentes de los problemas de fertilidad masculinos son la obstrucción de los conductos seminíferos que transportan el semen desde los testículos, causas genéticas, problemas hormonales u otras afecciones menos frecuentes. Su médico puede determinar cuáles son estos problemas realizando pruebas.


Otros factores que pueden reducir la fertilidad

Existen otros problemas que pueden afectar tanto a la fertilidad del hombre como de la mujer.

Consumo de alcohol

La fertilidad de los hombres y las mujeres puede verse afectada por un consumo excesivo de alcohol. Reducir su consumo de alcohol puede ayudarle a quedarse embarazada. Además, ingerir alcohol durante el embarazo puede afectar a la salud del feto, por lo que, si está intentando quedarse embarazada, le recomendamos que interrumpa su consumo, ya que nunca puede saber si se ha producido la concepción con éxito.

Tabaquismo

En comparación con los no fumadores, los hombres que fuman pueden tener menos espermatozoides y la cantidad de espermatozoides con anomalías puede ser mayor. En las mujeres, fumar puede afectar a la fertilidad y provocar una menopausia precoz. También puede aumentar el riesgo de aborto natural y de parto prematuro. Fumar perjudica gravemente la salud del feto, por lo que es mejor dejar de fumar antes de quedarse embarazada.

Tanto usted como su pareja deberían dejar de fumar si están intentando concebir.

Drogas

Actualmente se consumen numerosos tipos de drogas y no se ha estudiado muy a fondo cómo afectan a la fertilidad. Dado que muchas pueden tener efectos perjudiciales para el feto, debería dejar de consumir drogas de cualquier tipo cuando intente concebir.

Peso

Estar demasiado delgada o tener sobrepeso puede alterar el ciclo menstrual y reducir las probabilidades de concebir. Los hombres con sobrepeso pueden tener menos espermatozoides y de peor calidad. Visite a su médico o profesional sanitario para conocer su peso ideal y recibir consejos prácticos sobre cómo ganar o perder peso si es necesario.

Medicamentos

Si usted o su pareja toman cualquier medicamento, deberán consultar a su médico para que les informe sobre si este puede reducir la fertilidad. Si reduce la fertilidad, puede que haya alternativas disponibles.

Lubricantes

La sequedad vaginal es más común de lo que podamos pensar. Un estudio realizado en 11 países con cerca de 6500 mujeres reveló que el 18 % de las mujeres de entre 18 y 34 años había señalado que sufría sequedad vaginal siempre o con frecuencia.5 Este problema puede empeorar al intentar concebir, ya que se tiende a tener un mayor número de relaciones sexuales. Algunos de los lubricantes más comunes del mercado pueden ser dañinos para el esperma; por ello, el uso de estos productos puede reducir las probabilidades de quedarse embarazada. Hay disponibles en el mercado lubricantes inocuos para el esperma.

Edad

Las mujeres nacen con un número determinado de óvulos para toda la vida, que se reduce gradualmente con la edad. Después de los 38 o los 40 años, la pérdida se acelera considerablemente y también disminuye la calidad de los óvulos. Si tiene más de 35 años, sería conveniente que visitara a su médico después de llevar unos seis meses intentando quedarse embarazada. Si tiene más de 40, pida consejo a su médico cuando empiece a intentarlo. Se conoce menos sobre la fertilidad en hombres maduros, pero se cree que también desciende alrededor de los 40 años.


Infertilidad de causa desconocida

A veces, es posible que los resultados de todas las pruebas médicas sean normales y que, aun así, tras años de intentos, no consiga quedarse embarazada. Esto puede resultar muy frustrante y estresante, ya que no hay nada que se pueda rectificar o tratar. Se calcula que alrededor de un tercio de las parejas con infertilidad de causa desconocida consiguen concebir de manera natural en un plazo de tres años sin ninguna intervención.3


¿Qué leer a continuación?