¿Qué es la menopausia?

¿Qué es la menopausia? ¿Cuando empieza? ¿Y cuáles son los síntomas? Si te has hecho estas preguntas, has venido al lugar correcto. Aprende todo sobre este periodo de transición de la vida, incluida la diferencia entre la perimenopausia y la menopausia, y lo que puedes probar para ayudar con los síntomas.

Planificación en pareja del embarazo

¿Cuál es la definición de menopausia?

Cuando piensas en la menopausia, lo más probable es que pienses en un periodo de transición largo con síntomas incómodos, tal vez durante años, antes de que desaparezca el periodo de la mujer. Aunque lo que la mayoría considera la menopausia son los síntomas “menopáusicos” que atraviesa una mujer en el periodo previo al día en que sus menstruaciones se detienen por completo, por definición, la menopausia se refiere al día único en el que una mujer no ha tenido una menstruación en 12 meses consecutivos y ya no puede quedarse embarazada. 

Después de este periodo de 12 meses, una mujer se considera posmenopáusica. 

La edad promedio a la que ocurre la menopausia es a los 51 años, pero generalmente ocurre entre los 45 y los 55 años. También es posible que la menopausia comience antes en casos poco frecuentes. Pasar por la menopausia entre los 40 y los 45 años se conoce como “menopausia precoz”. La menopausia antes de los 40 años se llama insuficiencia ovárica prematura. 

¿Qué sucede durante la menopausia?

Una mujer que experimenta los llamados síntomas “menopáusicos” se encuentra a menudo en el periodo conocido como perimenopausia (peri significa cerca o alrededor). La perimenopausia puede durar años, y uno de los principales signos de que una mujer es perimenopáusica es que sus periodos se vuelven más irregulares.  

Cuando una mujer se acerca al final de su periodo fértil, los niveles de estrógenos comienzan a disminuir. Este cambio hormonal comienza a afectar a los ciclos menstruales y puede comenzar a tener periodos inusualmente ligeros o abundantes, o la frecuencia de sus periodos puede cambiar.

Las experiencias de las mujeres en esta época pueden ser muy diferentes. Algunas pueden ver que sus ciclos se acortan al principio, y quizás tengan un periodo cada dos o tres semanas antes de dejar de tener el periodo durante varios meses. Otras mujeres pueden pasar de tener ciclos regulares a no tener ningún periodo de forma repentina. Los ciclos irregulares o la falta de periodos pueden ser uno de los primeros signos de que se acerca la menopausia. 

Aunque la experiencia de la perimenopausia de cada mujer es única, después de unos meses o años de ciclos menstruales alterados, los periodos finalmente desaparecen por completo. 

 

¿Por qué ocurre la menopausia?

La menopausia ocurre cuando los ovarios dejan de producir óvulos. 

Alrededor del 5 % de las mujeres1 pueden tener una menopausia precoz (antes de los 45 años). También es posible pasar por una menopausia prematura (menores de 40 años), lo cual es muy poco frecuente, ya que solo afecta al 1 % de las mujeres2. Los expertos no están muy seguros de por qué algunas mujeres atraviesan una menopausia precoz o prematura, aunque es probable que sea genético. Si tu madre tuvo una menopausia temprana, es más probable, pero no está garantizado, que tu también la tengas temprano. 

A veces, la menopausia temprana puede desencadenarse por: 

  • Una ooforectomía, que es cuando se extirpan los ovarios (menopausia quirúrgica)
  • Algunos tratamientos para el cáncer de mama, como quimioterapia o radioterapia 
  • Una afección subyacente como el síndrome de Down o la enfermedad de Addison. 

Etapas de la menopausia

La menopausia se produce en tres etapas y no ocurre de la noche a la mañana. Cada una de estas etapas ayuda al cuerpo a adaptarse a los cambios hormonales y fisiológicos: 

  • Perimenopausia.
    • La perimenopausia temprana a menudo comienza unos cuatro años antes de la menopausia y se define como cuando una mujer tiene ciclos irregulares o de “duración variable” con una diferencia de al menos 7 días en la duración del ciclo entre ciclos consecutivos o una duración de ciclo menor a 25 días o mayor de 35 días.
    • La perimenopausia tardía comienza una vez que los ciclos tienen más de 60 días de duración
  • La menopausia. Esta etapa ocurre una vez que los ovarios dejan de liberar óvulos y los periodos desaparecen por completo.  
  • Posmenopausia. Después de no haber tenido el periodo durante 12 meses consecutivos, se considera que eres posmenopáusica. Algunas mujeres descubren que muchos de los síntomas que experimentaron durante la perimenopausia comienzan a disminuir, aunque pueden pasar cuatro años o más para que los síntomas de la menopausia desaparezcan por completo en la posmenopausia. 

Síntomas de la menopausia

La menopausia afecta a cada mujer de manera diferente. Es posible que tengas síntomas muy leves o incluso que no tengas ningún síntoma, o puede que sean intensos.

Los síntomas más comunes de la menopausia pueden ser muy variados, como los que se enumeran a continuación: 

  • Síntomas vasomotores.
    • Sofocos. Ráfagas de calor breves y repentinas que suelen producirse en la cara, el cuello y el pecho, que también pueden enrojecer la piel y provocar sudoración.  
    • Sudores nocturnos. Cuando sudas tanto que la ropa con la que duermes y la ropa de cama acaban empapadas.
    • Palpitaciones. Puedes notar más los latidos del corazón.  

 

  • Síntomas sexuales.
    • Sequedad vaginal. Esto también puede ir acompañado de dolor, picazón o malestar durante las relaciones sexuales.
    • Disminución del deseo sexual. 

 

  • Síntomas físicos.
    • Rigidez, molestias y dolores articulares.
    • Dificultades para dormir. Es posible que los sofocos, los sudores nocturnos, te mantengan despierta o simplemente tengas problemas para dormir; de cualquier manera, esto puede hacer que te sientas cansada e irritable durante el día.  
    • Dolores de cabeza.

 

  • Síntomas psicológicos.
    • Ansiedad.
    • Cambios de humor.  
    • Problemas de memoria y concentración.

 

Aproximadamente 8 de cada 10 mujeres tendrán algunos de los síntomas de la menopausia antes y después de que cesen los periodos. Los síntomas pueden aparecer meses o años antes de que los periodos desaparezcan por completo y pueden durar alrededor de cuatro o más después del último periodo. 

¿Puede haber complicaciones con la menopausia?

Es posible que ocurran complicaciones asociadas con la menopausia, como 

  • atrofia vulvovaginal (cuando las paredes de la vagina se vuelven más delgadas)
  • relaciones sexuales dolorosas (dolor agudo o intenso en el área genital o pélvica durante, antes o después las relaciones sexuales)
  • metabolismo más lento (se queman menos calorías en reposo que antes)
  • osteoporosis (huesos débiles con menos con resistencia y masa)
  • cataratas (un área densa y turbia que se forma en el cristalino del ojo)
  • enfermedad periodontal (una infección de las encías)
  • incontinencia urinaria (necesidad imperiosa, repentina e involuntaria de orinar) 
  • enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos. 

Habla con tu médico sobre cómo los cambios en el estilo de vida o la terapia de reemplazo hormonal (TRH) podrían ayudar a reducir los riesgos de cualquiera de estas posibles complicaciones. 

¿Se puede diagnosticar la menopausia?

El diagnóstico de menopausia se hace cuando han pasado 12 meses consecutivos sin el periodo. Tu médico puede diagnosticar que estás entrando en la perimenopausia si tienes síntomas de menopausia. Si tienes periodos irregulares o sofocos y te preocupa, especialmente si eres menor de 45 años, solicita una evaluación al médico de cabecera. 

La mayoría de las veces tu médico de cabecera no requiere una prueba para hacer un diagnóstico, pero en determinadas circunstancias (por ejemplo, si se sospecha de una menopausia precoz), es posible que te ofrezca hacerte un análisis de sangre. Esta prueba analiza 

  • los niveles de hormona foliculoestimulante (FSH), que aumenta, y los estrógenos, que disminuyen, durante la menopausia
  • los niveles de hormona estimulante del tiroides (TSH) porque una tiroides hipoactiva puede causar síntomas similares a los de la menopausia. 
     

¿Existen formas de tratar la menopausia?

Una vez hayas pasado por la menopausia, no es posible revertir la menopausia en sí y recuperar la fertilidad, pero hay cosas que puedes hacer para que vivir con los síntomas resulte más fácil. Tu médico de cabecera puede hacerte recomendaciones, cambios en el estilo de vida que puedes hacer y remedios caseros que tal vez desees probar y que pueden ayudar a reducir los síntomas incómodos que pueden acompañar a la menopausia (o más bien a la perimenopausia). Sigue leyendo para descubrir más sobre estos.

Manejo de los síntomas relacionados con la menopausia

Si los síntomas que tienes antes, durante o después de la menopausia interfieren con tu vida diaria, tu médico de cabecera te puede recomendar ciertas medidas como: 

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH). Este tipo de tratamiento se presenta en forma de comprimidos, parches cutáneos, geles o implantes. La TRH ayuda con los síntomas de la menopausia, ya que reemplaza los estrógenos que ya no produce el cuerpo. La TRH tiene numerosos beneficios; por ejemplo, puede ayudar a prevenir la osteoporosis, así que habla con tu médico sobre los riesgos y beneficios de la TRH y cómo podría beneficiarte.  
  • Cremas, lubricantes o humectantes vaginales de estrógenos para ayudar con la sequedad vaginal. 
  • Terapia cognitivo-conductual (TCC). Esto puede ayudar a lidiar con los cambios de humor o el aumento de la ansiedad asociados con la menopausia. 
  • Suplementos como vitamina D y calcio. Tomar suplementos como la vitamina D y el calcio puede ayudar a mantener los huesos sanos. 

En algunos casos, tu médico de cabecera puede derivarte a un especialista si no puedes tomar TRH o tus síntomas no mejoran. 

Cambios en el estilo de vida

Hay algunos cambios en el estilo de vida que puedes hacer para mejorar algunos de los síntomas: 

  • Hacer ejercicio regularmente. El entrenamiento con pesas y resistencia puede ayudar a prevenir la osteoporosis y el ejercicio también puede ayudar con los cambios de humor. 
  • Seguir una dieta saludable. Una dieta con muchas frutas y verduras y productos lácteos como la leche y el yogur bajos en grasa pueden ayudar con los huesos débiles y promover tu salud en general. 
  • Exponerte a la luz solar. La luz solar desencadena la producción de vitamina D, que también puede ayudar a mantener los huesos fuertes. Puede que tu médico también te recomiende que tomes un suplemento de vitamina D para asegurarte de recibir la suficiente.  
  • Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol. El tabaquismo, el alcohol y la cafeína pueden provocar sofocos. Reducir su consumo también es excelente para la salud en general, ya que estas sustancias pueden aumentar tu riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca, entre otras afecciones.  
  • Hacer yoga o tai chi. El ejercicio suave y relajante puede ayudar a reducir la ansiedad.  
  • Hacer ejercicios para el suelo pélvico. Esto puede ayudar con la incontinencia urinaria que puedas estar experimentando. 

Remedios naturales para la menopausia

Algunas mujeres dicen que ciertos remedios caseros les han ayudado, y es posible que también veas que algunas medicinas complementarias y alternativas pueden ayudar, pero ten cuidado. Hay pocos datos que determinen la seguridad y eficacia de estos tratamientos. También pueden interactuar con otros medicamentos que estés tomando o tener sus propios efectos secundarios. Habla con tu médico de cabecera antes de probar cualquiera de estos. 

Algunos tratamientos alternativos pueden ser: 

  • Fitoestrógenos (estrógenos vegetales). Estos son estrógenos que se encuentran naturalmente en alimentos como legumbres, judías y semillas. Queda por ver si estos pueden aliviar los síntomas de la menopausia, pero los estudios que lo investigaron encontraron que no eran eficaces. Por supuesto, puedes y debes comer garbanzos, pero hazlo por razones culinarias en lugar de médicas. 
  • Hormonas bioidénticas. Estas hormonas provienen de fuentes vegetales, pero muchas de ellas no han demostrado ser eficaces y no están reguladas como las hormonas que se usan en la TRH. 
  • Acupuntura. Algunas mujeres encuentran que proporciona un alivio temporal de síntomas como los sofocos, pero hay poca investigación que demuestre su verdadera eficacia. 
  • Hipnosis. Algunos dicen que la hipnosis puede disminuir los sofocos y ayudar a mejorar el sueño. 
     

Cuando acudir al médico

Es posible que desees pedir cita con tu médico de cabecera si 

  • tienes algún síntoma con el que te resulte difícil vivir 
  • muestras signos de menopausia y tienes menos de 45 años 
  • tienes algún sangrado después de la menopausia 

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura la menopausia?

La menopausia en sí se clasifica como el día en que no has tenido un periodo en 12 meses. La etapa previa a ella, conocida como perimenopausia, puede durar años. Después eres posmenopáusica.

¿Qué significa cuando una mujer está en la menopausia?

A menudo se refiere a la perimenopausia, que es cuando una mujer atraviesa cambios debido a la disminución de los niveles de estrógenos a medida que se acerca a la menopausia. La menopausia en sí es cuando los periodos se han detenido definitivamente y una mujer ya no puede quedarse embarazada.

¿A qué edad comienza una mujer la menopausia?

La menopausia generalmente ocurre cuando las mujeres tienen entre 45 y 55 años, pero la perimenopausia puede comenzar ya desde finales de los 30.

¿Puedes quedarte embarazada después de la menopausia?

No. Una vez que una mujer ha pasado la menopausia, ya no es fértil y no puede quedarse embarazada. Sin embargo, aún es posible que una mujer se quede embarazada durante la perimenopausia si todavía está ovulando. Ten en cuenta que la fertilidad disminuye a partir de los 35 años.

¿Qué le sucede al cuerpo de una mujer después de la menopausia?

Una vez posmenopáusica, muchos de los síntomas de la menopausia desaparecen lentamente. Ya no podrás quedarte embarazada y no tendrás el periodo.

Conclusión 

A tu cuerpo le suceden muchos cambios durante esta etapa de la vida. Los cambios hormonales pueden provocar síntomas incómodos como sofocos, cambios de humor, piel seca y cansancio, entre otros. Un estilo de vida saludable puede ayudar con algunos de los síntomas, pero si estás experimentando síntomas intensos, tu médico de cabecera puede recetarte un tratamiento como la TRH. La menopausia no se puede evitar, pero ten la seguridad de que hay medidas que puedes tomar para facilitar la transición y, que al final, los síntomas desaparecerán. 

¿Puedo quedarme embarazada si tengo más de 35 años?

¿Puedo quedarme embarazada si tengo más de 35 años?

Si tienes más de 35 años, es posible que necesites un poco más de paciencia y un mayor conocimiento de tu período fértil para ayudarte a concebir de forma natural.